Arquinet

Acústica Arquitectónica: El ruido es un enemigo invisible.


¿Por qué es importante?
Además del bienestar, los sonidos no deseados pueden tener efectos graves como:

  • Dolores de cabeza.
  • Pérdida de sueño.
  • Falta de concentración.
  • Estrés.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Diabetes.

 

Es un deber del arquitecto tener en cuenta no solo el aislamiento al ruido exterior aéreo y de impacto hacia las estancias, sino también asegurar la calidad acústica en el mismo interior de los recintos en los proyectos.

El primer paso es comprender que existen dos categorías técnicas utilizadas en la acústica: la insonorización y el tratamiento acústico. La insonorización equivale a “menos ruido” y el tratamiento a “mejor sonido”.

Para reducir el ruido que entra y sale de una habitación, se debe aumentar la masa estructural de las paredes, el piso y el techo, y sellar los espacios de aire que rodean las puertas y ventanas, así como las aberturas para instalaciones eléctricas y de refrigeración.

Es muy importante escoger el mejor equipo por las características de acústicas, considerando que, para oficinas, el caso es un poco más complicado por la cantidad de empleados que se encuentren en el mismo sitio conversando.


La insonorización se utiliza comúnmente en los estudios de grabación musical, pero también se puede aplicar en lugares cercanos a avenidas principales, escuelas, zonas de construcción, o incluso para silenciar a los vecinos bateristas. Insonorizar un espacio es como protegerlo contra el mal tiempo, la estructura debe ser lo más sólida posible y sin agujeros ni grietas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *